¡Qué Calor!

hielo.jpg_296026913 (1)

“El erotismo es cuando la imaginación hace el amor con el cuerpo.” Emmanuel Boundzéki Dongala

La temperatura era insoportable. La chica de labios color berenjena chupaba con avidez los hielos de la copa. Y en aquel revoltijo gélido, uno de los hielos se fugó de su boca. Se deslizó por su pecho dejando un rastro húmedo hasta ocultarse entre sus senos turgentes que, emocionados, recibieron el frescor con una incipiente protuberancia de los pezones ¡Dios, qué calor hacía!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s