Nostalgia Envenenada

copa-de-vino-dedo

 

“Pero ahora, después de reavivar tantos recuerdos, el primer contacto con su cuerpo, armonioso y extraño y perfumado, produjo en él un agudo latido de lujuria.”  James Joyce

La copa de vino reflejaba el sol de la tarde. Era como si aquel líquido afrutado y purpúreo contuviera la chispa de la vida, el resurgir de un mundo nuevo.  Y allí estaba, contemplando una copa en alto, divagando. Respiré hondo queriendo ansiar ese destello a ver si me reconfortaba.

Palabras, palabras precisando un estado de ánimo difícil de esbozar. Esperando unas ordenes de esa voz interna que me obligara a dar un paso adelante. Sería mejor acallarla y seguir embelesándome con aquel caldo, Mas La Plana Vino tinto Penedés 2008, cincuenta y ocho euros la botella. Su sabor es intenso y persistente. Si me bebía la botella, con seguridad, silenciaría mi conciencia tanto por el derroche como por la nostalgia.

Aquella era mi primera copa, aún quedaba otras seis copas por deleitar que me enajenaran. Entretejer una ebriedad que me llevara a estados que no recordaría mañana ¿Y quién quiere recordar? Sería la condición perfecta, amnesia, omisión, olvido.

Apuré mi primera copa y me serví la segunda. El sol casi había desaparecido en el horizonte. Y aquella chispa de la vida se había transformado en oscuras premoniciones. La noche alberga muchos fantasmas y los magnifica. También protege la magia de quienes buscan sin aliento las casualidades del destino. El vino comenzaba a hacer mella, los mensajes lucubraban cada vez más en mi mente.

Tras la cuarta copa en la terraza extraordinaria de mi habitación, una intensa fragancia me envuelve. Un escalofrío, siento el placer de sus manos sobre mis hombros. Me dejo llevar, allí está Lilith, el calor intenso de sus huellas se desliza. Acaricia todo mi torso mientras permanece a mi espalda, desabotonándome con lentitud la camisa hasta llegar a mi sexo.  Se derrama el vino tras romperse la copa en mil pedazos sobre el suelo. Agarro con fuerza sus muñecas en su vertiginoso ritmo. Mi corazón por instantes se acelera, de cero a cien, mientras sus dientes me muerden el cuello. Noto sus colmillos, el incisivo dolor acrecienta mi placer. Y el éxtasis envuelve cada una de mis células.

Mi cabeza da vueltas, mareado, sin poder ubicarme. Dejo de sentirla tras de mí para verla junto a la barandilla. Su vaporoso vestido negro de tul deja entrever su voluptuosa silueta. Largas piernas y pies descalzos. Cabello negro enredado en una aguja sobre la nuca. Su vestido se desliza y cae al suelo. Lilith te echaba de menos, llévame contigo quiero perderme en tu oscuridad. Ella se acerca entre la nebulosa que me ciñe y me susurra que el precio es alto, muy alto.   Y agarrando su cintura, también en un murmullo la espeto: mi alma es tuya…

Tres días después, golpes en la puerta hasta abrirla. Voces llamando al señor Adams. Puertas que se abren y se cierran, nada. Unos pasos se dirigen hacia la terraza, las puertas están completamente abiertas. El individuo lo percibe porque las cortinas por el viento entran en la habitación hasta casi la cama. Vocifera informando a los demás ¡La terraza!

Todos se quedan pálidos, el botones vomita en una gran maceta. Sobre la terracota del suelo una gran mancha negruzca entre cristales de una copa y un líquido más fluido y purpúreo. Junto al puzle líquido un cuerpo de un hombre boca arriba, pálido y rígido. Un gran corte en el cuello con un rastro seco también negruzco. La camisa vulnerada de sombras rojas y rosadas, desabotonada; el pantalón desabrochado; los pies descalzos. Un rastro del charco hasta la barandilla, y sobre ella una botella de vino, una copa con un vestigio labial y un pequeño cuchillo curvado. Un aroma almizclado y herrumbroso como colofón a la escena.  La mesa volcada junto al cuerpo con una palabras escritas con sangre… Tu alma.

Anuncios

Un comentario en “Nostalgia Envenenada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s