CHOCOLATE

aa1ed9d87f4aa927735c9675e66a2657

“Lo único que deseo es un cuarto en alguna parte, lejos del aire frío de la noche. Con una silla enorme, chocolate y una estufa a leña.” Audrey Hepburn

El vapor asciende con parsimonia hacia el techo mientras sostengo la taza de chocolate. Veo como las gotas de lluvia invaden los cristales de la ventana en un orden caótico, displicente. Hoy entiendo esa frase de una mítica película sobre mujeres: demasiado vieja para ser joven y demasiado joven para ser vieja.
Aquel líquido denso lleno de deleite y nostalgia me provoca. He aprendido a saborear ambos ingredientes en mis momentos. Me siento plena, el tiempo me enseñó a embelesarme con los buenos instantes del pasado, pertenecen a mi historia, he abrazado mi pasado.
El primer trago, casi siempre ardiente como el enamoramiento, da paso al reconfortante calor de los siguientes sorbos, como el amor maduro. Una taza compartida mientras la lengua se regodea en labios dulces es sensual e incitante. Y las últimas cucharadas son el intento de paladear hasta el infinito cada segundo, eso se aprende con los años. Relamerse con las cosas buenas de la vida pues la vida es una taza de humeante y espeso chocolate.

Anuncios

Un comentario en “CHOCOLATE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s